IX Perspectives

«Colaboración en lugar de competición»: una celebración del mes de la historia de la mujer

En 2015, Harvard Business Review declaró que «de todos los expertos que aparecen en las noticias, solo un 19 % son mujeres y que, de todos los periodistas internacionales, solo un 37 % son mujeres». Como organización comprometida con la promoción del periodismo de calidad, pensamos que también es muy importante defender las voces dan vida a las historias que se cuentan, y es por ello que debemos luchar por una mayor paridad y diversidad en los nombres y rostros que las firman.

Esta es una batalla que debemos luchar durante todo el año, pero bien es cierto que adquiere especial relevancia en marzo, mes en el que se celebra el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) y el Mes de la historia de la mujer. Para conmemorar la ocasión, invitamos a Lily Herman, galardonada escritora, editora y defensora política, a nuestras oficinas para una charla sobre su experiencia, datos relevantes y recomendaciones para quienes estamos en la periferia de la industria periodística.

Estas medidas, que todos debemos tener presente los 365 días del año, son algunas de nuestras conclusiones favoritas de la charla:

Que todos se impliquen.

Es muy habitual que las conversaciones que giran en torno al empoderamiento de la mujer se desarrollen en un vacío. Cuando en una conversación participan exclusivamente mujeres, resulta muy sencillo hacer públicas las frustraciones y recibir apoyo al exponer dificultades pero, como Lily explicó: «No solo las mujeres debemos empoderar a otras mujeres, necesitamos que todos estemos en el mismo barco y apoyemos a cada grupo que sufre marginación y falta de representación».

En las conversaciones sobre la paridad de género, el papel del hombre es tan importante como el de la mujer, y debemos invitarlos a los debates en los que se estudie cómo aumentar el número de sillas que la mujer y otras minorías ocupan en la mesa. Las medidas surgen del diálogo abierto y transparente. Para potenciar la defensa de nuestras posturas, tenemos que explicar a todas las partes nuestros retos con todo lujo de detalle, en lugar de siempre intentar convencer a los que ya están convencidos.

Céntrese en la colaboración y no en la competición.

En palabras de Lily: «La repercusión que puede tener que las mujeres vean a otras mujeres como colaboradoras, y no como competidoras, es impresionante». 

Las mujeres y las minorías deben asegurarse de que ayudan a las demás a subir la escalera hacia puestos más altos, en lugar de poner piedras en su camino. Ofrecer consejos, criticar de forma constructiva y, no lo olvidemos, dialogar de forma abierta y honesta, son formas perfectas de facilitar la colaboración y no la competición.

Felicite los progresos.

A las industrias de la tecnología y los medios digitales (y también a muchas otras) les queda muchísimo para lograr la paridad de género total, pero eso no debería ser óbice para celebrar los avances siempre que podamos.

Cuando trabajamos de forma colaborativa y colectiva para que otras prosperen, no debemos olvidar pararnos y felicitar cada vez que una de las nuestras sube un peldaño más de la escalera. Tenemos que reconocer el trabajo de calidad, agradecer los consejos de los mentores y brindar por las compañeras que ascienden.

Por ejemplo, en Index Exchange, nuestro equipo de recursos humanos desveló recientemente una política de baja paternal y maternal diseñada para conceder a todos los padres y madres (o futuros padres y madres) hasta 26 semanas de baja remunerada por nacimiento. Aunque no se trata de un triunfo ni un ascenso personal, fue un paso muy importante para las mujeres (y también para los hombres y para el género no binario) de nuestra organización, y rápidamente lo aplaudimos internamente.

Después de todo, las mujeres empoderadas empoderan a las mujeres. #EachForEqual

En esta misma línea, la de felicitar los progresos y empoderarnos entre todos, pedimos a periodistas de renombre y a trabajadores de Index Exchange que compartieran sus libros, películas y podcasts favoritos centrados en la defensa de la igualdad. Estas fueron sus principales recomendaciones. Si busca motivación o un momento de relax en esta época tan impredecible, le pueden venir de perlas.

Libros: Falso espejo, de Jia Tolentino, Mi historia, de Michelle Obama, Una habitación propia, de Virginia Woolf, Relojes de sangre, de Leni Zumas, El cuento de la criada y Los testamentos, de Margaret Atwood, las novelas napolitanas de Elena Ferrante, La campana de cristal, de Sylvia Plath, Una educación, de Tara Westover, Americanah y Medio sol amarillo, de Chimamanda Ngozi Adichie y Twitter And Tear Gas, de Zeynep Tufecki.

Películas: Mujercitas, Lady Bird, Mean Girls, A League Of Their Own, Cleo de 5 a 7, Lost In Translation y Wonder Woman.

Podcasts: Women At Work, Pretty Big Deal with Ashley Graham, Unladylike, The Secret Lives of Black Women, Small Doses with Amanda Seales, Serial, Stuff Mom Never Told You, Ologies y Women Who

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *