IX Perspectives

Cómo crear un espacio de trabajo más inclusivo

Tasha Sukhu - Cómo crear un espacio de trabajo más inclusivo

Inclusión y pertenencia son temas sobre los que he reflexionado no solo durante mi carrera profesional, sino durante toda mi vida. A los  nueve años, me uní a un grupo de mi escuela en Nueva York dedicado a enseñar a sus estudiantes a tratarnos mutuamente con respeto y empatía. Desde entonces, en todos los sitios en los que he trabajado, he luchado por seguir este mismo planteamiento, en especial en el sector de la publicidad y los medios.

Es un secreto a voces que la diversidad y la inclusión son retos para nuestra industria. Es un hecho y  gran cantidad de empresas se comprometieron a abordarlo este verano pasado. Hace falta un cambio a gran escala,pero hay  pequeños pasos y medidas que todo el mundo puede tomar para avanzar hacia una era de mayor tolerancia, empatía y comprensión, tanto en de la oficina como fuera de ella (o, dadas las circunstancias actuales, en las videollamadas y fuera de ellas). Según vimos durante el Mes de la concienciación en diversidad global, y según nos acercamos al fin de un año especialmente tumultuoso, este  es el momento perfecto para adoptar estas medidas. Ha llegado la hora de trazar nuestros propios planes y estrategias que nos permitán promover una mayor sensación de inclusión en los espacios de la publicidad y los medios.

Cómo demostrar curiosidad, preocuparse de los demás y ayudar

Lo primero de todo: es importante ver a  la gente con la que trabaja no solo como colegas del trabajo, sino como personas. La identidad de cada persona va más allá del puesto que desempeña: desarrolle y muestre curiosidad sobre la trayectoria que ha hecho que cada cual llegue al punto en que está y sea quien es. Es fácil olvidar los obstáculos que otras personas han tenido que superar para trabajar en esta industria,las barreras que han tenido que derribar para llegar donde están. No hay que tener miedo de apoyarnos en los demás y aprender de lo que nos aportan.

Piense en el cuidado y la curiosidad que imprime en una relación con un cliente, y aplique estos mismos principios a sus relaciones con las personas con las que trabaja.Haga preguntas consideradas, escuche de forma activa y con empatía, y evite hacer suposiciones sobre lo que otras personas piensan, sienten y experimentan.  Recuerde que de verdad importa apoyarnos mutuamente (en mi empresa, este sentir lo hemos adoptado como uno de nuestros valores clave).

Entable una relación de comunicación (y muéstrese vulnerable)

Es obvio que también es importante tener presente que sus colegas pueden tener límites y mínimos distintos en lo que respecta a compartir sus experiencias. Esfuércese por crear conexión y un relaciones personales con el paso del tiempo: no intente hacerlo de un plumazo. Para empezar, puede preguntarle a alguien qué tal le ha ido el fin de semana, cómo tiene organizada su oficina en casa o si hay  alguna receta que haya hecho este año y le haya gustado mucho. Use su inteligencia emocional para calibrar hasta qué punto está cómoda la otra persona y, a su vez, comparta más aspectos de su propia vida y experiencia: la vulnerabilidad suele ser la vía de entrada  para entablar relaciones más sólidas, estrechas y de auténtica confianza.

Acepte los momentos incómodos

Si alguna vez siente incomodidad, aprenda de ello. Piense qué hacer amistades se parece al ejercicio físico: es importante hacer un pequeño esfuerzo extra, flexionar y estirar los músculos. Si no sentimos un cierto efecto en el cuerpo, eso quiere decir que no lo estamos haciendo bien del todo. Como ocurre con cualquier entrenamiento, ni hay un mal momento para comenzar, ni hay un momento en el que se deba parar. No hay ningún punto en el que ya hayamos dominado del todo la inclusividad y la apertura amistosa: recuerde que la evolución es continua y que siempre hay margen para crecer.

Quiero insistir en que queda mucho trabajo por hacer, tanto en nuestra industria como fuera de ella. Dicho esto, hoy, en este preciso instante, usted puede comprometerse a adoptar una mentalidad más inclusiva. Expresar curiosidad, demostrar vulnerabilidad y aceptar los momentos incómodos (además de otras acciones) son tres pasos sencillos pero indispensables que puede dar hoy mismo para contribuir a que nuestra comunidad avance en la dirección correcta. Tres sencillos pasos que conducen a un cambio espectacular. Unámonos para dar esos pasos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *