IX Perspectives

Como mujeres que trabajamos en el sector tecnológico, podemos liderar un cambio duradero y significativo: veamos cómo

Empecé a trabajar para Index Exchange como directora de ingeniería hace relativamente poco. Lo tuve claro desde la fase de contratación: en esta empresa iba a poder ser una representante del cambio.

Como madre de dos hijos, inmigrante y directora que ha desempeñado su carrera en funciones técnicas, estoy acostumbrada a ser minoría, ¡incluso la única mujer en las reuniones! Aunque esta situación nunca me ha supuesto freno para seguir mi pasión y trabajar a mi manera, tampoco ha sido una experiencia fácil. Fue difícil aceptar que, hiciese lo que hiciese, mientras trabajara en este campo nunca sentiría que encajo. Sin embargo, años después de iniciar mi carrera profesional, me di cuenta de que no tenía que encajar en ningún sitio. No tenía que ser «uno de los chicos» para que mi opinión se tuviera en cuenta; simplemente tenía que hablar, levantar la mano y dar mi propio punto de vista para ofrecer soluciones a retos que nadie antes había sabido cómo resolver.

Creo que es mi obligación compartir esta lección para asegurarme de que otras mujeres —ya sean responsables de nivel básico o directoras— encuentran un camino más fácil hasta los puestos de liderazgo y ayudarlas a encontrar la manera de hacer oír su voz, para que no les resulte tan complicado como me resultó a mí al principio de mi carrera profesional.

Lo cierto es que pienso en ello con mucha frecuencia, pero el Mes de la historia de la mujer es un momento perfecto para reflexionar en todo lo que hemos conseguido hasta ahora y todo lo que tenemos aún por delante. ¿Cómo podemos impulsar el cambio? ¿Cómo podemos asegurarnos de que, a pesar de las estadísticas desalentadoras y los estereotipos, estamos labrando un futuro para otras mujeres en el sector tecnológico, y de que estamos consiguiendo que el sector sea más receptivo para nosotras que cuando entramos?

Pues la verdad es que yo tengo varias ideas.

Crear una comunidad

«Solas podemos conseguir algo, pero juntas, mucho más». – Helen Keller

Es fundamental crear y promover en el lugar de trabajo una comunidad de mujeres en la que se sientan seguras para expresar su opinión, debatir problemas y compartir ideas. Una vez formada, esta comunidad puede organizar eventos, promover la concienciación mediante sesiones de formación y talleres, e influir en las labores de contratación, todo ello orientado a crear un entorno más inclusivo, atractivo y acogedor para todos. También se puede usar más allá de los muros de la empresa, para que su repercusión se traslade al sector en general y a la comunidad local.

Contratar (y promocionar) modelos

Según la primera acepción de la RAE, un modelo es un «arquetipo o punto de referencia para imitarlo o reproducirlo». Sin embargo, para convertirse en modelo, debe ser capaz de relacionarse con las personas sobre las que desea ejercer influencia. En las organizaciones y los campos dominados por el hombre (por ejemplo, la ingeniería), a las mujeres les resulta difícil encontrar modelos.

Hay dos formas de abordar este reto, pero deben adoptarse a la vez. La primera está clara: contratar a más mujeres para puestos directivos y promocionarlas desde ellos. La verdad es que no es tarea fácil: estudios recientes sugieren que la mujer representa menos del 25 por ciento del personal científico y tecnológico en Canadá, una cifra que probablemente sea más baja todavía en el ámbito de la ingeniería. Cuantas más mujeres logremos situar en puestos directivos, más inspiración recibirán sus homólogas en puestos junior para luchar por escalar hasta los puestos más altos.

El segundo paso, y que suele pasarse por alto: hay que educar a los responsables masculinos. No basta con educarlos para que sean conscientes de la importancia que tienen la diversidad y la inclusión (esto debe darse por hecho), sino que debemos darles las herramientas necesarias para promover un entorno de respeto, en el que todas las voces se escuchen y ninguna se ignore ni ridiculice. Los líderes masculinos pueden y deben desempeñar una labor igual de importante que la mujer (y el género no binario) a la hora de crear igualdad de oportunidades, para que todo el mundo pueda alcanzar todo su potencial y asumir proyectos nuevos y desafiantes.

Que la diversidad y la inclusión sean prioritarias para la dirección ejecutiva

Las empresas actuales (por fin) están dándose cuenta de la repercusión positiva que una plantilla diversa puede tener en los resultados económicos. En 2015, McKinsey afirmó que «las empresas del cuartil superior de diversidad racial y étnica son un 35 por ciento más propensas a recibir un retorno financiero que la media del sector a nivel nacional». La diversidad contribuye a aumentar la productividad, la creatividad y la implicación tanto del empleado como del cliente. Debe ser una de las prioridades de todo equipo ejecutivo.

Para las empresas tecnológicas, la diversidad resulta especialmente importante, dado que contribuye a reducir la parcialidad en los productos que se desarrollan, mejora la calidad de los productos que consumen comunidades muy diversas y optimiza la capacidad que tienen los equipos para resolver los problemas e innovar. Más allá de las ventajas empresariales, resulta también agradable trabajar en un entorno en el que nunca te sientes sola. Cuanto más estrecha es la conexión con tu organización, más interés tendrás en ofrecer los mejores resultados posibles.

Como ya he apuntado, durante mis primeras conversaciones con Index Exchange ya observé que iba a ser un lugar en el que podría (y debería) ser el motor de un cambio positivo. Me quedó claro que crear comunidades (mediante grupos como «Mujer en Ingeniería»), contratar a mujeres que sean un modelo y dar prioridad a la diversidad y la inclusión a nivel ejecutivo estaban entre las prioridades, y me aseguré de que lo siguieran siendo.

En resumen: estoy encantada de poder ser una Mujer en Ingeniería en Index Exchange y dispuesta a ayudar a otras mujeres a que avancen en su carrera profesional en nuestra organización.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *