Product

Optimización de ingresos mediante la adopción y puesta en marcha de plataformas de gestión del consentimiento

La respuesta al COVID-19 de Index Exchange

Desde que en 2011 entró en vigor la directiva sobre cookies de la UE, obtener el consentimiento de los consumidores ha sido un paso obligatorio —algunas veces muy complicado— de las estrategias de monetización de toda la  cadena de suministro y en especial de los editores. Los requisitos del RGPD han reforzado esta obligación, dado que en él se exige que los editores obtengan el consentimiento de los consumidores «de forma inequívoca» para poder usar sus datos en el marco de la legalidad vigente.

Dados estos retos, y de cara a otros que probablemente surjan en nuestra industria, optimizar los ingresos mediante la adopción de plataformas de gestión del consentimiento (CMP) resulta esencial para el estado futuro de los negocios de nuestros editores. Las CMP pueden ayudar a los editores a recopilar y a procesar las cadenas de consentimiento para los proveedores de tecnología de anuncios de la cadena de suministro digital de una forma clara y transparente, y sin dejar de cumplir el TCF 2.0. Seguimos avanzando hacia un mundo sin cookies de terceros, así que dar prioridad al consumidor va a seguir siendo un movimiento importantísimo. Las CMP son una forma eficaz de interactuar con el consumidor y de aumentar su confianza, lo que mejora los resultados económicos del editor.

Desde la entrada en vigor en 2011 de la Directiva sobre cookies de la UE, obtener el consentimiento de los consumidores ha sido un factor obligatorio —algunas veces muy complicado— de las estrategias de monetización de todos los participantes de la cadena de suministro y, especialmente, de los editores. Los requisitos del RGPD han provocado que este aspecto resulte todavía más obligatorio, dado que exige que los editores obtengan el consentimiento de los consumidores «de forma inequívoca» para usar sus datos en el marco de la legalidad vigente.

El futuro de los negocios de nuestros editores depende de la optimización de los ingresos, y una parte esencial de ello es poner en marcha plataformas de gestión del consentimiento (CMP), no solo por los retos a los que nos enfrentamos ahora, sino por los que vendrán en el futuro. Las CMP pueden ayudar a los editores a recopilar las cadenas de consentimiento y transmitirlas a sus proveedores de tecnología publicitaria a lo largo de la cadena de suministro digital, y todo esto de una forma clara, transparente, y que cumpla el TCF 2.0. Según avanzamos hacia un mundo sin cookies de terceros, dar prioridad al consumidor va a seguir siendo un movimiento clave. Las CMP son una forma eficaz de interactuar con el consumidor y de aumentar su confianza, lo que contribuye a mejorar los resultados económicos del editor.

¿Qué es una CMP?

Una CMP es un servicio tecnológico que los editores pueden adoptar y poner en marcha para recopilar y almacenar de forma segura los datos que comparten los consumidores de sus sitios. Estos datos (proporcionados con el consentimiento del consumidor) pueden utilizarlos otros participantes del ecosistema de la tecnología publicitaria para proporcionar experiencias mejor enfocadas y más eficaces.

Las CMP son una forma eficaz de comunicar el intercambio de valor a los consumidores: por ejemplo, el acuerdo de intercambio de datos a cambio de contenido. Además, pueden procesar nuevas señales de consentimiento que cumplan con el RGPD. Es importante destacar que toda recopilación de datos realizada mediante una CMP se hace de forma totalmente transparente. Cuando un consumidor facilita su información a la CMP y la información se comparte con otras partes de la cadena de suministro, los editores pueden comprender mejor qué datos pueden emplear y en qué contextos pueden hacerlo.

¿Cuáles son los retos que resuelven las CMP?

Implementar una CMP que cumpla con el IAB o actualizar las integraciones de CMP existentes para que cumplan el TCF 2.0 ofrece importantes ventajas a los editores, como las siguientes:

  1. Optimización de ingresos: de media, las solicitudes de anuncio con consentimiento tienen un CPM 2,6 veces más alto que las solicitudes sin consentimiento.
  2. Control del consumidor: las CMP permiten a los consumidores indicar cómo prefieren que se usen sus datos y qué proveedores pueden emplearlos.
  3. Los editores pueden elegir: los editores tienen control total de las CMP con las que quieren asociarse, y cada CMP ofrece un nivel de servicio distinto. Al elegir una CMP, debemos prestar mucha atención a la interfaz de usuario, al historial de proveedores y a la cantidad de información que se comparte. En Index Exchange validamos todas las CMP con las que trabajan nuestros partners para cerciorarnos de que están bien hechas y que funcionan a la perfección con nuestros productos
  4. Cumplimiento de normativas: los editores pueden controlar fácilmente el proceso de consentimiento y garantizar el cumplimiento de la legislación de privacidad de los datos de todos los proveedores de tecnología de anuncios que tienen acceso a los datos.
  5. Transparencia y rendición de cuentas: las CMP ofrecen datos clave muy claros sobre los proveedores con los que trabaja un editor. Esto refuerza la rendición de cuentas en toda la cadena de suministro.

Para los editores que están considerando diversas opciones de CMP, los aspectos más importantes son la posibilidad de elegir y la transparencia, especialmente porque nuestro sector está en constante cambio en lo que respecta a la privacidad. Si desea obtener más información sobre cómo integrar una CMP u obtener más información sobre la asistencia que prestamos en materia de normativas de privacidad, visite nuestra Base de conocimientos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *