Partners

This Woman’s Work: Yukiko Yamaguchi, CMO de Panasonic, Connected Solutions

Las mujeres trabajadoras reciben una constante avalancha de consejos: dedícate al máximo, no te pases, sé agresiva, pero no tanto. Cada día nos inspira el trabajo de todas esas mujeres que están allanando el camino y tomando el mando del cambiante mundo de la tecnología. Hoy damos la bienvenida a «This Woman’s Work» una serie que destaca cómo trabajan distintas mujeres para que el sector tecnológico avance tanto profesional como personalmente.

Este mes charlamos con Yukiko Yamaguchi, CMO de Panasonic, Connected Solutions.

Para comenzar, háblenos un poco sobre Panasonic. ¿Qué fue lo primero que le atrajo de la empresa?

Llevaba un tiempo trabajando para multinacionales, pero quería unirme a una empresa japonesa que estuviera aquí y a la vez desarrollara sus actividades a nivel mundial. Además, quería estar al mando del marketing entre empresas (B2B). Aunque a Panasonic se la considera una empresa de electrónica de consumo, una parte importante de su labor y su negocio está en el B2B.

El papel del marketing —y el de una directora de marketing— en una empresa japonesa de ámbito nacional suele ser muy distinto al de una multinacional al uso. No obstante, mi jefe y responsable en Panasonic se enfoca en lo global. Es consciente de la importancia que tiene el marketing y ha estado trabajando para transformar el brazo B2B de Panasonic. Él sabía que le hacía falta marketing para esa transformación. Por eso me decidí a unirme a la empresa.

En ese sentido, ¿cómo es liderar una división de marketing en un país y un entorno de negocio en el que el marketing suele concebirse de un modo tan distinto? ¿Qué es lo que más le gusta de ello?

No cabe duda de que es todo un reto, pero me encanta. Me encanta trabajar en mi puesto. Tengo la oportunidad de transformar nuestra empresa y de promover un cambio a mejor, y es algo que me apasiona.

Creo que las empresas más fuertes son aquellas que se centran en el cliente, y que el marketing puede ayudar a liderar esa alineación de la labor de toda empresa. Según hemos ido colaborando  y alineando mejor unas funciones con otras he podido ver ese cambio de modo de pensar, de comportamiento, de cultura. He sido testigo de cómo se ha producido esa transformación. Esa es la gran maravilla de ser directora de marketing.

¿Cómo consigue motivar a su equipo? ¿Cómo colabora con otras personas y alinea sus actividades?

Como directora de marketing, es muy importante comunicar mis ideas, mi misión, la misión del equipo y nuestra estrategia. Estoy muy centrada en mantener reuniones y en comunicarme con mi equipo. Pero también me esfuerzo en crear una atmósfera en la que mi equipo pueda venir a buscarme para hablar de lo que sea, un entorno en el que la gente quiera comunicarse de forma abierta y sincera.

También tenemos unas sesiones de formación llamadas «The Road to Marketers», a las que cualquiera que le interese el marketing puede acudir; a veces vienen ponentes de fuera de la empresa. Es importante que todo el mundo esté al corriente de cuál es la situación del mercado fuera de nuestra empresa. Nos gusta estar al tanto de todo.

Pienso que todo miembro de la  plantilla debe tener la actitud de un profesional del marketing, más aún en Panasonic. Antes era posible crear productos de alta calidad y venderlos sin problema. Pero ahora tenemos que escuchar las necesidades de la clientela y crear soluciones a sus problemas. Sus necesidades están cambiando, y nuestro enfoque debe cambiar con ello. Entre toda la empresa tenemos que crear esa nueva forma de pensar, y más aún en lo que respecta a nuestro negocio B2B.

Ha mencionado en varias ocasiones la importancia que tiene el marketing B2B. ¿Qué tiene el negocio B2B que le resulta especialmente interesante, inspirador o motivador?

El marketing B2B es complicado. Hay un montón de gente implicada en el proceso de toma de decisiones, lo que hace que la comunicación y el marketing sean muy diferentes, muy complicados; eso es lo que hace que sean tan interesantes. Los métodos de marketing también están cambiando, especialmente ahora que el marketing basado en los datos está adquiriendo un papel protagonista. Estamos en una era muy interesante.

Parece que siempre que surge un reto lo que le interesa es enfrentarse a él y desarrollar soluciones. ¿Cuáles son algunos de los mayores retos que ha afrontado durante el transcurso de su carrera profesional? ¿Cómo los ha superado?

A nivel personal, cuando tenía algo más de veinte años, se consideraba que mi rendimiento era muy alto. Sin embargo, cuando me fui acercando a los treinta y pasé a gestionar un equipo, resultó que era una jefa malísima. Esperaba que todos los miembros de mi equipo hicieran todo lo que yo había hecho y, cuando no cumplían mis expectativas, me ocupaba yo de su trabajo; lo cual es el peor estilo de gestión que hay. El feedback que recibía de mi equipo era también muy negativo. Lo que hice fue cambiar de actitud. Empecé a pensar, pensar y pensar, y después empecé a escuchar, escuchar y escuchar. Empecé a reunirme más de forma individual con los miembros de mi equipo. Me di cuenta de que todos querían más reconocimiento, que se les respetara.

Mi forma de pensar no necesariamente cambió, pero sí que cambió mi comportamiento. Empecé a centrarme en escuchar primero, y al final eso se ha convertido en mi estilo de gestión.

Además de escuchar a los demás, ¿qué consejo le daría a otras mujeres (y hombres) jóvenes que quieren ascender en sus empresas?

Poned interés y tened curiosidad por lo que está pasando a vuestro alrededor. Buscad, investigad y sumergíos en los datos, y no olvidéis que es muy importante tener vuestra propia opinión de lo que ocurre. Si hay algo que no comprendéis, preguntad. Ese tipo de actitud proactiva es muy importante, especialmente en profesionales del marketing. Hay que tener respuestas a lo que está ocurriendo en el mercado.

También hay que tener pasión y creer en lo que se está haciendo, incluso (o incluso  más aún) cuando se están poniendo a prueba nuestras ideas. Usad vuestra pasión y vuestros conocimientos para que los proyectos avancen. No abandonéis.

Y, por último, ¿qué le gusta hacer fuera del trabajo? ¿Cuáles son sus pasiones más allá del mundo del marketing?

Mi hobby favorito es el baile, me encanta hacer Zumba. Pero también hago voluntariado para ayudar a la infancia y familias que no pueden ir al colegio. En Japón hay alrededor de 440 000 menores que no pueden ir al colegio, y ese número sigue creciendo. Tenemos que tener una comunidad que apoye a estas criaturas y a sus progenitores. Trabajo con una organización sin ánimo de lucro que contribuye a prestar ese apoyo.